Como humanos, tu perro también envejece y es relativamente anterior a la edad de los humanos. Con la edad, surgen numerosos problemas de salud en su perro, como el deterioro de la piel y el pelaje, pérdida de masa muscular, problemas de digestión, obesidad, artritis, problemas dentales y capacidad reducida para combatir las infecciones. Sin embargo, los perros de gran tamaño experimentan cambios relacionados con la edad antes que los perros más pequeños que viven más tiempo. Esto nos da la pista para estimar cuándo es el momento de alimentar a su canino con un alimento de dieta para adultos mayores según el tamaño.

Una guía estándar a seguir para determinar la edad de los perros en relación con su tamaño es:

  • Razas pequeñas o perros que pesen menos de 20 libras – 7 años de edad.
  • Razas medianas y perros que pesan entre 21 y 50 libras – 7 años de edad.
  • Razas grandes y perros que pesan entre 51 y 90 libras – 6 años de edad.
  • Razas gigantes y perros que pesan 91 libras o más, 5 años de edad.

Di no a las dietas que tienen bajo nivel de proteínas.

Normalmente, se cree que a medida que los perros envejecen, requieren menos cantidad de proteínas. Esto está muy por detrás del hecho real. Los perros mayores requieren tanta proteína como estaban tomando previamente. Los estudios han demostrado que los perros más viejos deben ser facilitados con el nivel adecuado de proteínas, y esto no abre las puertas al desarrollo o progreso de las fallas renales. Incluso es crucial alimentar a los perros mayores con niveles óptimos de proteínas fácilmente digeribles para ayudar a retener una buena masa muscular.

Asegúrese de proporcionar una dieta baja en calorías

Los perros mayores se han registrado para alcanzar una grasa corporal adicional a pesar de consumir menos calorías. Debido a la edad, este cambio en un cuerpo es imparable y se puede desencadenar debido a un gasto energético reducido o un cambio repentino en el metabolismo. Cualquiera que sea la razón, es fundamental alimentar una dieta baja en calorías para evitar todo aumento de peso posible y los problemas que surgen debido a la obesidad. Sin embargo, es importante cumplir con el nivel de proteína adecuado para mantener la masa muscular.

Hable con su veterinario sobre el cambio de dieta de su perro mayor.

El envejecimiento puede afectar directamente la función intestinal de un perro. Puede obstaculizar las bacterias intestinales, que pueden aflorar los síntomas de infecciones gastrointestinales. Cuando seleccione una dieta para perros sénior, asegúrese de que contenga FOS (fructooligosacáridos) que promueva el crecimiento de bacterias benéficas, esto invariablemente ayuda en la digestión adecuada, previniendo cualquier problema digestivo.

Elija alimentos con una alta proporción de vitamina E y betacaroteno

Los antioxidantes, como la vitamina E y el betacaroteno, ayudan a eliminar los radicales libres que pueden dañar gravemente los tejidos del cuerpo y causar signos de envejecimiento. Las dietas para perros mayores deben contener niveles más altos de estos compuestos antioxidantes. Una buena cantidad de antioxidantes es responsable de aumentar la efectividad del poder inmunológico en perros mayores.

Atenerse a la consistencia

Nunca sea inconsistente cuando se trata de un cuidado de rutina de mascotas geriátricas. Junto con la rutina diaria constante, se deben realizar exámenes veterinarios oportunos para diagnosticar la presencia o el progreso de una enfermedad crónica. Las situaciones estresantes y los cambios bruscos en las rutinas diarias deben evitarse. En caso de que esté buscando hacer un cambio drástico en la rutina de su mascota más vieja, recuerde ponerla en una escala regular.

En pocas palabras, los perros mayores experimentan una variedad de cambios fisiológicos junto con cambios psicológicos. Para hacer frente a estos cambios, es recomendable seguir la dieta correcta que se recomienda para perros mayores. Dos cosas para cuidar – su peso y agilidad. Sus perros mayores no solo necesitan una dieta adecuada y un peso óptimo, sino también exámenes médicos regulares en un consultorio veterinario. No limitado a esto, el cuidado debe extenderse al agregar los suplementos nutricionales para ayudar a su salud física. Bien, cuidando adecuadamente a su perro mayor, puede ayudarles a pasar sus años dorados alegremente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here