Una vez que se haya planificado, desarrollado un complejo estable de sueños para el propietario de un caballo y se hayan movido los equinos, algunos pueden pensar que el trabajo duro ha terminado. Sin embargo, esto no podría estar más lejos de la verdad. Los establos para caballos deben estar bien mantenidos y administrados estrechamente para garantizar que se mantengan en buenas condiciones y que sigan siendo adecuados para el trabajo que se les asignó.

La limpieza y los establos que están en buenas condiciones deben ser una prioridad para todos, ya que crean un ambiente higiénico y seguro para los caballos. Sin embargo, es aún más importante si se ejecuta un negocio equino. Las impresiones de los puños son muy importantes, y un patio limpio y bien cuidado, y las viviendas, reflejan inevitablemente lo bien que se cuidan los caballos. Cualquier visitante asumirá que si los establos se mantienen en un nivel alto y están ordenados, sea cual sea la hora del día, el patio debe dedicar la misma atención cuidadosa a los equinos.

Mantenerlos limpios no tiene que ser una tarea monumental. Si se implementa una rutina bien pensada, mantener las cosas ordenadas y ordenadas simplemente se convierte en parte de la vida diaria. Esto debe incluir asegurarse de que el patio y los establos estén ordenados a última hora de la noche, listos para el día siguiente. Además de verse bien, una configuración limpia y ordenada, donde todo se almacena y es fácilmente accesible, lo convierte en un patio mucho más eficiente y saludable. La alimentación de caballos que se almacena en contenedores asegurados de forma segura, por ejemplo, atraerá menos bichos. Las puertas que se mantienen bien cerradas, en lugar de girar por todo el lugar, resultarán en menos accidentes.

El cuidado de los establos de caballos implica una buena dosis de sentido común y conocimiento. Si las horquillas o herramientas se quedan fuera, o si las piedras sueltas no se cepillan, podrían producirse lesiones. También es de la mayor importancia despejar el terreno una vez que el herrador ha sido. Una uña perdida de una herradura vieja puede conducir rápidamente a una cojera grave si perfora la suela de un casco. Estas cosas parecen obvias, pero es sorprendente la frecuencia con la que estas precauciones no se toman en establos de caballos en todo el país.

El trabajo de mantenimiento en curso es imprescindible. Los establos deben ser retirados regularmente, lavados y desinfectados. Además de mantenerlos limpios, mantendrá a raya las enfermedades infecciosas desagradables. Se deben inspeccionar todos los establos para caballos siempre que sea posible, para que cualquier borde afilado, huecos o roturas se puedan solucionar de inmediato. Otro punto vital al mantener establos para caballos es asegurarse de que siempre haya uno o dos extintores de incendios a mano. Estos deberán ser atendidos regularmente y cualquier persona que pase un tiempo en los establos de caballos debe saber cómo usarlos.

Todos aman la vista de establos de caballos bien cuidados, pero el factor visual es solo una parte muy pequeña. La razón número uno para mantenerlos en buenas condiciones es la salud y la seguridad. Preste atención al mantenimiento de ellos y el resultado final será caballos más felices, más sanos y más seguros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here