Cuando pensamos en los perros, ya sea en general o personalmente, reflexionando sobre su papel dentro de nuestras muchas culturas, ¬Ņqu√© tanto de lo que observamos y leemos se entiende realmente? ¬ŅPodr√≠a haber m√°s sobre estos incre√≠bles caninos dom√©sticos que a√ļn tenemos que descubrir?

El instinto, para no confundirse con los reflejos, es una inclinación inherente hacia un comportamiento particular. Se ejecuta sin estar basado en experiencias previas, o en otras palabras, en ausencia de aprendizaje.

Cuando descubrimos que nuestros perros son mucho m√°s de lo que pens√°bamos, hay un momento de euforia. Por supuesto queremos compartir este momento con todos. Entra Pero. En abril de este a√Īo, este perro pastor de cuatro a√Īos recorri√≥ aproximadamente 240 millas en dos semanas y regres√≥ a su hogar original, por su cuenta, dejando a muchos completamente estupefactos en c√≥mo se logr√≥ esto.

Las teor√≠as han compartido desde que se rompi√≥ esta historia, atribuyendo esta incre√≠ble proeza a muchas posibilidades. Los perros son conocidos por ser recompensados. Con esto, hacen asociaciones positivas con personas y lugares. Tal vez as√≠ es como Pero hizo su viaje. Por supuesto, se sabe que los perros tienen incre√≠bles habilidades olfativas. ¬ŅPero oler su camino a casa? Luego est√° esto; Pero de alguna manera, como las aves, las ballenas y las tortugas, utilizaron el campo magn√©tico que rodea la Tierra como una br√ļjula y se dirigieron a casa. Resulta que parece haber alguna evidencia para apoyar esto. Los descubrimientos recientes han revelado que los perros, junto con algunos primates, poseen una mol√©cula asociada con la magnetorrecepci√≥n, lo que les da la capacidad de detectar un campo magn√©tico. Localizada en las c√©lulas del cono retiniano, esta mol√©cula ahora tambi√©n se encuentra en una variedad de otras especies, entre ellas: zorros, lobos, osos y tejones. “La raz√≥n de la presencia de esta mol√©cula sigue siendo indeterminada y los investigadores han reconocido que podr√≠a no estar relacionada con la magnetorrecepci√≥n”.

¬ŅQu√© tan profundas son nuestras relaciones entre humanos y perros? Estoy seguro de que a muchos de nosotros nos gustar√≠a pensar que el amor inherente que tenemos por nuestros caninos va en ambos sentidos, y estoy seguro de que s√≠, pero las historias como Pero son m√°s la excepci√≥n que la regla. Los perros son los descendientes biol√≥gicos de los lobos. Siempre habr√° esa tendencia a explorar, impulsada por la curiosidad de un est√≠mulo a otro, correr√°n, y la realidad es que no todos encontrar√°n el camino de regreso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here