Hay varias formas de aprender lo básico que necesitas para comenzar a mantener dragones barbudos. Los dragones barbudos son originarios de las zonas áridas de Australia y la especie más común disponible es el dragón barbudo interior o central. Casi todos los dragones barbudos disponibles como mascotas provendrán de animales en cautiverio, ya que existen leyes estrictas vigentes en Australia que rigen la exportación de estos lagartos. Son fáciles de domesticar y su naturaleza suave los convierte en mascotas adecuadas para la mayoría de las familias. Los dragones barbudos también parecen disfrutar de la compañía de sus dueños e incluso pueden reconocer a sus personas favoritas.

Lo primero que necesitará para prepararse para su nueva mascota es un vivero con calefacción e iluminación adecuadas. La mayoría de los expertos recomendarán un tanque de 40 galones como el tamaño mínimo necesario para mantener a un dragón barbudo feliz y saludable. Deberá configurar el tanque con diferentes variaciones de temperatura que van desde aproximadamente 85 F a 100 F durante el día. Esto permitirá que su lagarto se mueva a un área más cálida o más fría para mantener su cuerpo a la temperatura óptima. Estos animales son de sangre fría y deberán alcanzar al menos 90 F para digerir correctamente sus alimentos. Puede usar múltiples fuentes de calor, desde elementos de calentamiento cerámicos y lámparas incandescentes hasta debajo de las almohadillas del tanque que están diseñadas para mantener una temperatura constante.

También querrás asegurarte de mantenerlos en un horario claro y oscuro, como si estuvieran en la naturaleza. Puede elegir usar un temporizador que encienda y apague las luces de los tanques a una hora determinada cada día. Puedes cambiar esto para imitar el cambio de estaciones en el hábitat natural del dragón. Las fuentes de calefacción también pueden apagarse por la noche, lo que permite que la temperatura descienda a 70 F para ayudar a imitar las fluctuaciones de temperatura en su rango natural.

Es una buena idea evitar el uso de arena como sustrato para dragones jóvenes, ya que puede comerse accidentalmente con su comida y causar problemas intestinales. Los periódicos y los tapetes de estilo de césped artificial funcionan mejor y no terminarán en el tracto digestivo de su mascota. También debe evitar los productos de madera como material de cama que también puede causar problemas si se digieren accidentalmente. Puede terminar de decorar su jaula en el estilo que más le convenga a usted y a su mascota, aunque debe tener ramas y rocas en su jaula para que puedan trepar y sentarse en ellas.

Alimentar a tu mascota es otra de las cosas básicas que necesitarás para comenzar a mantener a los dragones barbudos como mascotas con éxito. Usted querrá evitar darles a los dragones jóvenes demasiados alimentos con exoesqueletos duros, como gusanos de comida, ya que pueden causar problemas intestinales similares a la arena. Usted querrá usar grillos, gusanos de cera y otros alimentos de cuerpo blando, y los adultos pueden tener embarazos ocasionales de gusanos de comida o súper gusanos de vez en cuando. Las frutas y verduras también deben ser entregadas a tus dragones y los adultos disfrutarán las verduras más que la mayoría de los dragones jóvenes. Con el cuidado adecuado, su mascota dragón puede convertirse en parte de su familia como cualquier gato o perro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here