Como van las alpacas, J. Lo (sin relaci√≥n) es un embargo; La cabeza redonda de su alfiler es demasiado peque√Īa, su cuello demasiado corto y sus piernas delgadas sobresalen como palillos de dientes de su cuerpo en forma de Twinkie. Su vell√≥n manchado blanco no tiene rizo; solo se infla como si se hubiera metido la lengua en una toma de corriente o, a veces, pasara demasiado tiempo debajo de la secadora en el sal√≥n de belleza. Ella es la ni√Īa del cartel de un mal d√≠a de pelo. Tambi√©n es la √ļnica huacaya entre los suris de cinta azul (huacaya y suris son las dos razas de alpaca domesticada, siendo la m√°s rara de las dos). Dado que no es la mejor para el ganado, compramos su casa pensando que podr√≠a ser un buen “animal de terapia” y, sin embargo, la otra ma√Īana, ella salt√≥ con los cuatro pies del suelo y me atac√≥ en el ataque. Me habr√≠an advertido si no fuera por mi diversi√≥n desconcertada.

Casi no parece posible (o cuerdo), pero en unos pocos meses, hemos pasado de tener cero alpacas a diecis√©is. Hab√≠amos estado estudiando el negocio de la cr√≠a de alpacas por algunos a√Īos, y hab√≠amos planeado comprar algunas al final, pero parec√≠a que una vez que tomamos la decisi√≥n de “ir por ella” e hicimos nuestra primera compra, todo se uni√≥ para crear y Permitir a nuestro negocio incipiente una manada de arranque bastante estelar con la que nunca so√Īamos posible en tan poco tiempo. Hab√≠amos hecho nuestra investigaci√≥n y fuimos a los mejores criadores y mentores locales, pero ocurrieron muchas cosas que no estaban bajo nuestro control. Sentimos y sentimos una resonancia alrededor de este esfuerzo y con las personas con quienes trabajamos.

Estar en el campo t√©cnico me ha permitido ver el fuerte contraste entre la mente y la materia y tener una experiencia de primera mano con la ciencia como mito y religi√≥n. Quiz√°s por eso tambi√©n me siento tan atra√≠do por la tierra y los animales. Comenzando cada ma√Īana, palear cachorros, cabras, caballos y caca de alpaca mantiene todo en perspectiva. Adem√°s, creo que los animales son uno de los √ļltimos grupos en obtener cualquier estatus como animales conscientes; ser visto como m√°s materia que mente; revelan una laguna en una actitud interconectada de sistemas y totalidad en nuestras interacciones diarias con los animales.

Los animales no son solo para terapia individual y curaci√≥n, sino que tambi√©n pueden proporcionar curaci√≥n cultural en nuestro mundo alienado y aislado de la naturaleza. CG Jung habl√≥ sobre la alienaci√≥n del mundo natural: aqu√≠ hay un medio para curarse, simplemente estar con animales y no usarlos. Estando con animales creyentes, nos quedamos en el momento, experimentamos las emociones m√°s intensamente y pueden desafiar nuestro pensamiento. Si disminuimos la velocidad y prestamos atenci√≥n, los animales tienen mucho que ense√Īarnos sobre nosotros mismos y nuestro mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here