Estoy sentado bajo un enorme 谩rbol en mi patio recordando las historias que mis clientes me contaron sobre sus vidas. Tantas historias, tan poco tiempo, sin embargo, pospongo las cosas. Y me siento un poco culpable porque no comparto la sabidur铆a que aprend铆 de estas personas especiales que se sent铆an confiadas para contarme sus historias.

Warren y Julie estaban en el negocio de la cremaci贸n de perros. Los conoc铆 cuando tuve que hacer cremar a mi peque帽a Buffee. Fue un momento triste para m铆. Buffee mi peque帽o beb茅 durante diecinueve a帽os, me hab铆a amado incondicionalmente. 脡l y yo pasamos muchas horas sentados bajo un 谩rbol solo pensando y pregunt谩ndonos qu茅 nos deparar铆a el futuro. Sab铆a que un d铆a Buffee ir铆a al cielo, pero nunca quise pensar en ello.

El d铆a que conoc铆 a Warren y Julie fue un d铆a muy triste para m铆, pero esa reuni贸n siempre ser谩 un recuerdo v铆vido. Hicimos los planes para Buffee y yo deb铆a recoger sus cenizas al d铆a siguiente.

C贸mo tem铆a al d铆a siguiente, pero alguien ten铆a que hacerlo; y yo era esa persona. Cuando llegu茅 al crematorio, Warren me hundi贸 la hermosa caja lista para Buffee. Julie me invit贸 a quedarme a tomar una taza de caf茅.

Mientras camin谩bamos desde su crematorio, una hermosa 谩rea boscosa detr谩s de su casa, mi coraz贸n estaba lleno de dolor. Warren y yo nos sentamos en su hermoso patio mientras Julie hac铆a el caf茅.

Su calidez y amabilidad me mantuvieron all铆 por dos tazas de delicioso caf茅, y nos hicimos amigos. Warren se enter贸 de que yo estaba en el negocio de planificaci贸n patrimonial. No ten铆an hijos, era importante para ellos por su dinero desembolsado adecuadamente.

Tres semanas despu茅s, les hice otra visita, recordando la amabilidad que me mostraron cuando recog铆 mi Buffee. Quer铆a corresponderles y darles la atenci贸n necesaria para sus 煤ltimos deseos. Warren ten铆a setenta y dos a帽os y Julie ten铆a sesenta y nueve. Ambos gozaban de buena salud, lo que nos permite disponer del tiempo necesario para que un abogado del patrimonio revise todos sus documentos.

Visit茅 a Warren y Julie a menudo durante los pr贸ximos ocho a帽os. Tuvimos algunas conversaciones sorprendentes e interesantes sobre las personas y sus mascotas. Abrieron un crematorio para mascotas despu茅s de que Warren se retir贸 porque hab铆an perdido a su amada mascota, una hermosa Labrador Retriever llamada Brownie.

Las experiencias de vida muchas veces nos llevan en una direcci贸n diferente de la que esperamos; sin embargo, esas experiencias pueden ayudarnos a usar la sabidur铆a que aprendimos para tener un mejor estilo de vida.

Hoy estoy en el negocio de mascotas; sin saber que mis conversaciones con Warren y Julie ser铆an de gran valor para mi futuro.

Tal vez mi pr贸xima historia te ilumine sobre c贸mo los animales, especialmente los perros, desempe帽an un papel tan importante en nuestras vidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here