Nunca tuve mascotas cuando mis hijos eran peque√Īos. Vaya, me olvid√© de los caracoles gigantes africanos. Hmmmm … ¬ŅQu√© les pas√≥? Vivieron en el alf√©izar de mi cocina durante a√Īos en una caja de vidrio. Los ni√Īos los alimentaron diligentemente durante los primeros dos d√≠as y yo los aliment√© durante los dos a√Īos siguientes hasta que murieron. Me sorprendi√≥ cu√°ntos a√Īos habr√≠an vivido en √Āfrica, m√°s de dos, menos de dos, ¬Ņqui√©n sabe?

Pasando de los gigantescos caracoles africanos, esper√© un a√Īo o dos y despu√©s de codiciar celosamente a mis vecinos canarios por la ventana de la sala delantera durante un tiempo, casualmente me ofrecieron dos canarios de una escuela de trabajo que estaba limpiando su avary. ¬°No puedo creer mi suerte! Compr√© una hermosa jaula para ellos y cuando llegaron a su caja de cart√≥n, los abr√≠ con cuidado. Un hermoso canario amarillo puro sali√≥ volando de la caja, golpe√≥ la pared de mi cuarto delantero y, completamente inconsciente, baj√≥ la parte trasera del radiador. Fue un momento dif√≠cil, especialmente cuando el criador de aves todav√≠a estaba en la casa. El canario hizo una recuperaci√≥n completa.

Su compa√Īero de juego era otro canario, excepto que se parec√≠a m√°s a un gorri√≥n verde, pero me aseguraron que era un canario y que algunos canarios son verdes con rayas … ¬°Ten√≠a mis dudas!

Después de un par de días en la jaula, me di cuenta de que los canarios no cantaban mucho y, para ser sincero, también empecé a sentir pena por ellos sentados en una jaula todo el día, así que les abrí la puerta para que salieran volando y hicieran lo que viniera. naturalmente a los canarios, que parecían estar depositando aves pooh lo más posible en tantos lugares diferentes como fuera posible.

Luego sal√≠ a hacer las compras seguras sabiendo que hab√≠a cerrado todas las ventanas para que no pudieran volar con la obvia excepci√≥n de la ventana del ba√Īo porque estaba seguro de que los canarios no pod√≠an volar escaleras arriba. ¬ŅC√≥mo sabr√≠a un canario qu√©? escaleras eran?

As√≠ que el primer canario sali√≥ volando por la ventana del ba√Īo, era el hermoso amarillo mantequilla. Se lo mencion√© a un vecino que me dijo con calma que no me molestara en buscarlo porque los gavilanes locales lo habr√≠an comido en un par de minutos.

El otro canario parec√≠a feliz ahora que su compa√Īero se hab√≠a ido y lo llamamos Bert por el que me disculpo si era una ni√Īa. Decid√≠ dejarlo volar por la casa todo el tiempo porque odiaba verlo encerrado en una peque√Īa jaula, y despu√©s de un tiempo sol√≠a sentarse en las encimeras mientras estaba cocinando y le hice una peque√Īa isla de madera en la cocina. en el alf√©izar de la ventana para mirar a las otras aves a trav√©s de la ventana. Eso lo enloquece de deseo por los p√°jaros que est√°n afuera.

Entonces tom√© una decisi√≥n. Amaba a Bert, pero Bert necesitaba estar afuera, incluso si los gavilanes lo atrapar√≠an. Hab√≠a una peque√Īa posibilidad de que pudiera volarlos y regresar a las islas canarias y pasar el resto de su vida disfrutando del sol espa√Īol, as√≠ que me desped√≠ de Bert y se march√≥ en la forma honrada de subir las escaleras y saltar. Fuera de la ventana del ba√Īo.

Nunca puedo estar seguro de esto, pero estoy seguro de que lo vi volar tan rápido como el viento en dirección a casa y totalmente libre.

El objetivo de mi historia es resaltar que los animales deben vivir en la naturaleza y nosotros, como seres humanos, debemos respetar esto un poco m√°s que nosotros: los animales no son juguetes, tienen un papel en nuestro mundo, en la naturaleza y se les debe permitir serlo. Gratis – de la misma manera que somos nosotros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here