“Si alguien piensa que las peleas de perros son cosa del pasado, lamentablemente est谩n equivocadas”. Eduardo Goncalves, director ejecutivo de la Liga contra los deportes crueles (LACS) no hizo ninguna cr铆tica cuando recientemente expres贸 la urgencia de este problema en el Reino Unido.

En todo el mundo, los perros son criados y contrabandeados en varios pa铆ses continuamente proporcionando a esta instituci贸n nuevos perros para luchar dentro de esta industria espantosa. Evolucionando y creciendo, 驴qu茅 se puede hacer para caer en esta industria y salvar a estos perros de una vida de tortura y abuso?

En los EE. UU., Muchos se dieron cuenta de este “deporte” cuando Michael Vick, un jugador profesional de f煤tbol, 鈥嬧媐ue implicado en una red de peleas de perros en abril de 2007. Pero esta industria es mucho m谩s profunda que eso.

Fortalecidos a trav茅s de los sindicatos internacionales del crimen, estas peleas de perros est谩n aumentando en popularidad en todo el mundo. Una vez se sabe que solo ocurre en graneros en 谩reas rurales, como se puede ver en alguna pel铆cula de Hollywood, ahora se han mudado a 谩reas urbanas. Los due帽os de los bares han arrendado sus s贸tanos para estas peleas, junto con los aparcamientos o cualquier otro espacio discreto donde se pueda permitir que ocurran estas p茅rdidas. La profundidad de esta instituci贸n no conoce fronteras 茅ticas o morales. Los perros que son criados para estas peleas, desde muy peque帽os; son golpeados, electrocutados y castigados en formas demasiado gr谩ficas para mencionar aqu铆. La meta; Crea el mejor perro posible que ganar谩 peleas y permite que aquellos que apuestan por ellos obtengan los beneficios.

El Reino Unido y LACS est谩n tratando de detener esta pr谩ctica a trav茅s de leyes estrictas y legislaci贸n gubernamental, sin embargo, la lucha est谩 lejos de terminar y el camino hacia la victoria plagado de burocracia. Dentro del Reino Unido tienen la Ley de Perros Peligrosos. En esencia, la Ley proh铆be que ciertas razas de perros sean propiedad del Reino Unido; Pit Bull Terrier, la japonesa Tosa y los mastines argentinos y brasile帽os. Los opositores de esta legislaci贸n consideran que es defectuoso y que se reproducen espec铆ficamente. El LACS ha publicado recientemente un informe llamado Proyecto Bloodline. Est谩 dise帽ado para comprender por qu茅, cu谩ndo y d贸nde se producen las peleas de perros y para finalizar esta pr谩ctica en el Reino Unido. Tambi茅n busca establecer un plan nacional de peleas de perros, fortalecer y aclarar las leyes actuales, y cre贸 una sentencia m铆nima obligatoria para todos los condenados por este acto de tres a帽os de prisi贸n.

Para aquellos que practican y apoyan esta industria, no hay duda de que si los perros “pudieran formar una religi贸n, representar铆an al Diablo en forma humana”. Claramente, hemos cruzado el Rubic贸n aqu铆, como sociedad, si no se hace algo al respecto pronto para detener esta industria. La protesta p煤blica puede ser su mayor enemigo, y con el tiempo, espero que todos la oigamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here