Los AINE, la forma común de los medicamentos antiinflamatorios no esteroides, se administran a los humanos para reducir las articulaciones inflamadas y el dolor. También se les puede dar a los perros para el mismo propósito y, especialmente, si el perro está envejeciendo, tiene problemas de reducción de la densidad ósea o simplemente se ha sometido a una operación.

Sin embargo, no puedes simplemente darle a un perro cualquier medicamento que consideres correcto. Hay algunas marcas que son buenas para ellos como carprofeno (Novox, Rimadyl), deracoxib, firocoxib, melocoxib, etc. Sin embargo, se sabe que causan efectos secundarios adversos si observa los siguientes síntomas, es mejor que deje de administrarle estos medicamentos. el perro de inmediato: cambio de comportamiento, comer escasamente, heridas en la piel, heces alquitranadas (BEST). Indican problemas de hígado, riñón y tracto gastrointestinal. En caso de que estos síntomas sean evidentes, debe consultar a un médico veterinario profesional, llevar a su perro a un chequeo y luego administrarle los medicamentos correctamente recetados.

¿Puedo darle aspirina a mi perro?

Lo primero que le viene a la mente después de que su perro esté enfermo es la aspirina, y sí, puede usarla. Simplemente se puede agregar a la comida del perro, para no causar problemas digestivos. Dado que la dosis depende del peso del perro, debe consultar a un experto antes de darle algo al perro. La aspirina no solo puede reducir cantidades notables de dolor, sino que también puede disminuir las áreas inflamadas. La fiebre también puede ser contrarrestada. Sin embargo, nunca asumas que las cosas que funcionan para ti también funcionarán para tu perro. Si el perro está un poco mareado o gruñón, no le dé medicamentos hasta que esté seguro de que está enfermo. ¿Qué puedo darle a mi perro para el dolor entre la aspirina? Rimadyl, por otro lado, es una receta más popular de los veterinarios que la aspirina.

¿Qué se le puede dar a un perro para el dolor entre los AINE? El acetaminofeno, también conocido como Tylenol, es bastante diferente a la aspirina. Esto se debe a que no está clasificado como un AINE. No tiene efecto en la hinchazón, y ninguno de los médicos tiene claro su modo de acción como analgésico. Sin embargo, se ha informado que las altas dosis de Tylenol son muy tóxicas. Interrumpen el funcionamiento normal del hígado al destruir las células, dañan los riñones y destruyen la hemoglobina (el compuesto que transporta el oxígeno en el cuerpo). Lo que es peor es que la convierte en metahemoglobina, por lo que el cuerpo se ve obligado a transportar escasas cantidades de oxígeno a todo el cuerpo para que los órganos empiecen a funcionar de forma deficiente e históricamente degradante. ¿Qué puedo dar a mi perro para el dolor a continuación?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here