El síndrome de Cushing es una de las enfermedades endocrinas más comunes que pueden sufrir los perros. Lo común es que aparece en animales mayores de seis años y en razas de perros pequeños (como el bichón de Yorkshire, Maltés o Schnauzer). Es una enfermedad crónica que no se puede inventar, pero con el tratamiento adecuado, su mascota puede disfrutar de una buena calidad de vida. A continuación te contamos en qué consiste y cuáles son sus posibles tratamientos.

Origen del síndrome de Cushing en perros.

Esta condición causa alteraciones en el sistema metabólico y ocurre cuando el cuerpo comienza a producir grandes cantidades de la hormona cortisol (que es responsable de responder al estrés). El exceso de esta hormona puede causar problemas de salud a su mascota, como el daño a sus órganos vitales o la reducción de energía y fuerza.

Estas son las principales causas del síndrome de Cushing:

Tumores hipofisarios dependientes

Estos tumores se encuentran en la glándula pituitaria del cerebro. Provoca un aumento de la producción de hormona-trope adrenocortical (ACTH) y sobreestimulación. Esto conduce a una mayor producción de cortisol en las glándulas suprarrenales.

• Tumores suprarrenales

Estos son tumores localizados en las glándulas suprarrenales. Esta anormalidad afecta la corteza de una o ambas glándulas (localizadas en las extremidades superiores de los riñones).

Glucocorticoides

Son medicamentos utilizados para combatir o controlar problemas de alergia y enfermedades inmunosupresoras. Su uso excesivo puede llenar el cuerpo con cortisol al mismo tiempo que reduce la actividad de las glándulas suprarrenales y las reduce de tamaño.

• Predisposición racial.

Hay varias razas de perros que tienden a tener tumores pituitarios (caniche, aparejos, Boston terrier, cola de caballo, pastor alemán, caniche enano …). Por otro lado, el efecto de los glucocorticoides, especialmente en razas como los pastores de los Pirineos, los granjeros, los boxeadores y los caniches, los hace más susceptibles a padecer este síndrome.

Esta enfermedad no se puede predecir ni predecir, y usted no puede evitarla (excepto para controlar las dosis de glucocorticoides), pero puede detectarla a tiempo. Los siguientes son los síntomas más comunes para la detección. Si detecta alguno de ellos en su mascota, le recomendamos que acuda al veterinario para que lo diagnostique y, si es necesario, comience a tratarlo lo antes posible.

• Falta de pelo en el cuerpo, especialmente en los lados y la cola.
• Polyura aumento de orina.
• Polidipsia aumento de sed.
• Apetito incrementado.
• Fatiga y jadeo continuo.
• Hinchazón abdominal.
• Atrofia muscular.
• Pigmentación oscura en la piel.
• Curación retardada.

Cómo tratar el síndrome de Cushing en perros

Lo fundamental de esta enfermedad es que el sistema endocrino deja de exceder la producción de la hormona cortisol. Pero esto es bastante complicado, ya que tiene que encontrar la proporción exacta de medicamentos que regulan las hormonas. Lo bueno es que una vez que se encuentre esta proporción, su perro podrá volver a tener una vida normal.

Además del tratamiento farmacológico (que sería de por vida), también existe la posibilidad de cirugía si el síndrome es causado por tumores suprarrenales y dependientes de la pituitaria. La operación es extirpar el tumor, pero es más riesgoso y complejo que el tratamiento farmacológico.

Si desea asegurarse de que su perro reciba el tratamiento adecuado, es mejor que vaya a su veterinario y consulte sus dudas. Él sabrá qué es lo mejor para su perro y cuál es la solución correcta para él.

¿Tiene pero ha tenido o ha tenido el síndrome de Cushing? ¿Detectaste alguno de los síntomas mencionados? ¿Optaste por un tratamiento o por la operación? Cuéntanos tu experiencia, seguro que los lectores que sufren por sus mascotas serán más tranquilos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here