Esta ma√Īana, me despert√© con el sonido de la lluvia. En este cuarto d√≠a consecutivo de lluvia, me preocup√© por las inundaciones, as√≠ que mir√© por varias ventanas para ver si el agua hab√≠a comenzado a estancarse. En el crep√ļsculo del patio trasero, vi a un colibr√≠ de garganta rub√≠ que aterriz√≥ en el alimentador rojo brillante de mi esposa. Obtuvo dos sorbos y luego se lanz√≥ casi en l√≠nea recta hacia alg√ļn lugar del dosel de un gran olmo.

Me sorprende si puede ser lo suficientemente rápido para ver y evitar la caída de gotas de lluvia. Vivo en el sureste de Virginia, y la mayoría de nuestros visitantes de colibríes lucen plumas verde esmeralda en la parte posterior y blancas en el pecho. Los machos tienen plumas de rubí rojo en la garganta. Dos o tres machos pelean por el uso de nuestro alimentador y perphas regularmente de seis a diez hembras regularmente, no molestados por los machos. En ocasiones, hemos visto volar a un colibrí negro más grande. Ninguna de las gargantas de rubí se mete con él.

Especie migratoria, los colibr√≠es anidan en varios pa√≠ses de Am√©rica Central durante el invierno. Vuelan por el Golfo de M√©xico para regresar a los lugares de Am√©rica del Norte que les son familiares. No he le√≠do ninguna explicaci√≥n plausible de por qu√© nuestra mosca vuela a Virginia cuando podr√≠an haberse quedado en Alabama o Florida. He le√≠do que los machos vienen a vernos primero, probablemente para reclamar sobre √°reas de alimentaci√≥n de alimentos, como el comedero para p√°jaros de mi esposa. Las hembras, y sus cr√≠as, llegan m√°s tarde en la primavera (generalmente en el mes de mayo). Le√≠ algunos estudios de colibr√≠es capturados, liberados y rastreados que concluyen que el contenido de grasa es de vital importancia para su salud y sus posibilidades de sobrevivir a viajes de vuelo tan largos cada a√Īo. Las aves viven solo 3-5 a√Īos.

Hemos notado un comportamiento espec√≠fico en nuestros colibr√≠es cuando mi esposa mueve el comedero a un gancho de poste diferente (aproximadamente a dos pies de distancia). Ella tiene una estaci√≥n de semillas para p√°jaros que cuelga del otro poste, para alimentar a nuestras aves crujientes de semillas. Esos p√°jaros derraman semillas al suelo, lo que une a las ardillas que eventualmente da√Īar√°n el c√©sped debajo del alimentador. Por lo tanto, mi esposa de vez en cuando cambiar√° los dos alimentadores. Por alguna raz√≥n, nuestros colibr√≠es, que pueden encontrar el comedero rojo despu√©s de un viaje de 1200 millas, flotar√°n frente a la estaci√≥n sembradora que se coloc√≥ donde lo esperaban. Les toma un tiempo encontrar la nueva ubicaci√≥n del agua azucarada que ans√≠an. # TAG1writer

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here